viernes, 28 de octubre de 2011

Relatos de terror en el Día de Todos los Santos... (Deja el tuyo en comentarios)

¿ERES MIEDOSO? Entonces, no lo mires... pero participa en el Concurso de relatos de terror y gana un exlibris.




A continuación encontrarás un vídeo de una de las leyendas más conocidas de Gustavo Adolfo Bécquer: 'El monte de las Ánimas'

Bécquer fue un escritor español muy conocido por sus Rimas (poesías) y también por sus Leyendas, entre las que destaca 'El monte de las Ánimas'

Mira con atención el vídeo muy apropiado para este Día de Todos los Santos y para el Día de los fieles Difuntos...

El Monte de las Ánimas





¡¡¡GANA TU EXLIBRIS DEL DÍA DE TODOS LOS SANTOS-DÍA DE LOS DIFUNTOS...!!!

¿Conoces alguna leyenda de miedo? ¿Te han dado algún susto que no has podido olvidar? ¿Lo has dado tú? Seguramente conoces alguna leyenda urbana de miedo. Déjanos tu historia de miedo.

Los 5 mejores relatos cortos obtendrán un exlibris. El jurado estará formado por una comisión de alumnos de cada clase. Vamos, envíalo antes del día 1 de noviembre a las 6 de la tarde.

38 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Jose Luis,soy Andrea, de 1º ESO B.
Era la noche de los difuntos y un grupo de amigos salieron a divertirse, entraron en un local.Pusieron música lenta y Harry y Verónica empezaron a bailar juntos,el muchacho notó que ella estaba muy fría y le dijo que estaba tan fría que `parecía una muerta´,entonces él le dejó su chaqueta.
Harry le quiso llevar a su casa,pero Verónica le dijo que no,que sus padres no le dejan salir con chicos.Entonces este le dijo que le dejaría la chaqueta y otro día volvería a por ella.Harry vio que no le llamaba para poder ir a recogerla y decidió ir a su casa a ver que pasó.Cuando llego a la casa de la muchacha preguntó por ella y le contó la historia a los padres de ella,sus padres le dijeron que eso era imposible ya que ella murió hace 5 años,le enseñaron la foto de la chica y era ella.Él no se lo creía pero los padres de ella le llevaron al cementerio y le enseñaron la tumba,la sorpresa de Harry era que en uno de los jarrones que habia estaba su chaqueta y una nota que ponía:Harry nos vemos el año que viene en la noche de difuntos.Desde aquel día Harry enloqueció.

Anónimo dijo...

Hola soy Paula Pérez de 1ºA
Participo con esta leyenda de Jaén
Un saludo(:

La dama del Palacio de los Vélez

Anónimo dijo...

Hola, soy Micaela de 1º ESO B. Este relato es un pocolargo pero bastante bueno. A mí me gusta mucho. LA NOVIA ETERNA.
Toda mujer sueña con el día de su boda y mil fantasías pero que pasa cuando algo sale mal, de eso trata mi historia de eso y la tristeza que eso produce. Clara era de esas jovencitas que solo fantaseaban con el día de su boda y al lado de su novio se sentía feliz y protegida. Pero el día en que él le pidió que se casaran ella se sintió la mujer mas feliz del mundo, todo se preparó para la boda, hubo todos los preparativos para que la esperada ceremonia fuese la más hermosa e inolvidable del pueblo y valla que lo sería. Clara pertenecía a una familia adinerada ya que su padre era un empresario en el sector del textil, concretamente era experto en telas finas y de alta calidad. Su madre era la dueña del único almacén de maniquís del pueblo donde vendía las telas y prendas de vestir que le abastecía su querido esposo, allí tenía desde un calcetín hasta vestidos de novia.
Clara escogió el vestido mas hermoso del almacén y todo estaba preparado para el gran acontecimiento del que ella fantaseaba y esperaba desde hacía mucho tiempo. Todo el pueblo fue invitado y Clara estaba tan nerviosa, llegó puntual al altar, pero se dio cuenta que su futuro esposo no había llegado. Pasaban los minutos y no había señas de él, hasta que una mujer apareció en la puerta de la iglesia y le dijo que su novio había huido con su hermana la noche anterior, Clara al oír esto comenzó a llorar su pena, desde ese día sólo lloraba, ni siquiera se había quitado el vestido de novia, su madre le decía que se quitase ese vestido y que viviera su vida, que era hora de superarlo, pero ella siempre le contestaba:
-No mama, yo quiero ser una novia eterna.
Para ella su vida ya no tenia sentido. Su madre al darse cuenta que ella deseaba quedarse así por siempre tomó una dura decisión .LA CONVERTIRIA EN UNA NOVIA ETERNA ya que al ver que ella comenzaba a morir de tristeza pensó en convertirla en maniquí para que así luciera su hermoso vestido por siempre y con el permiso de su madre los doctores comenzaron con su trabajo único en ese tiempo, cuando el trabajo estuvo terminado la colocó en su almacén.

Dice la gente que por las noches ella sale de su aparador y recorre el almacén buscando venganza y cada persona se la encuentra después de la hora de cerrar no aparece al día siguiente, sólo aparece un maniquí más al lado de la novia

Beatriz 2ºA dijo...

Hola! Yo me presento con la leyenda de "La Tragantía".

En el castillo de Cazorla, habitaba un rey moro que tenía una preciosa hija. Como estaban en guerra con los cristianos, decidió ocultarla en las mazmorras y esconder la entrada a ellas. El rey moro fue derrotado y murió y su hija se quedó ocultada en el castillo.

La princesa que solo tenía 13 años, tenía mucho miedo porque estaba sola en una habitación húmeda y oscura. Cada vez que oía un ruido, temblaba y no sabía si era de día o de noche.

Los nuevos habitantes del castillo, los cristianos, pronto se dieron cuenta de que una voz gritaba y lloraba, pero no lograban saber de quien se trataba.

Pronto la princesa se quedó sin provisiones y pudo ver como se le enfriaban las piernas y se iban transformando en una cola de serpiente.

Dicen que en la noche de San Juan la princesa sale a comerse a los niños de los alrededores cantando esta canción:

"Yo soy la Tragantía,
hija del Rey Moro.
El que me oiga cantar,
no verá la luz del día
ni la noche de San Juan"

Anónimo dijo...

Hola José Luis soy Irene Cañas de 2ª:
una noche una chica salió con su perro y su caravana a un pueblo abandonado y cuando se fueron a acostar escucharon un ruido:
pum pum chis pum pum chis.
Finalmente la chica se durmió, pero el perro seguía dándole en la mano para que le acariciase y cuando la chica se despertó para acariciarle encontró a su perro degollado.
Así que la chica esa noche se quedó despierta para poder si el que mató a su perro era un lobo pero lo único que vió fue al verdadero asesino un hombre sin piernas que se arrastraba con dos cuchillos:
pum pum chis pum pum chis.Y no se volvió a saber nada de ella.

Anónimo dijo...

Hola Jose Luis, soy Tino Toledano.
Mi historia es esta:

EL VAMPIRO


En una pequeña aldea española vivía un campesino. Era el día 30 de octubre y quería celebrar un almuerzo con su familia el día siguiente, ya que era fiesta. Como no tenía suficiente dinero para preparar ninguna comida, fue a vender su ganado a un pueblo próximo. Se le hizo tarde para volver a su casa, y, ya muy entrada la noche, emprendió el camino de vuelta a su hogar. Entre su aldea y el pueblo había un cementerio abandonado que ya no se utilizaba. El pasaba por allí cundo daban las doce. A los pocos pasos se sobresaltó oyendo correr a alguien detrás de él que gritaba:
¬ -¡Espérame, que iremos juntos!

Temblando, volvió la cabeza y vio que le alcanzaba un hombre de mal aspecto, vestido con una camisa roja. Juntos siguieron en silencio el camino y entraron en la aldea, sin atreverse el labriego a separarse de aquel hombre. El desconocido se iba arrimando a todas las casas, y decía: ¡Cerrada!

Extrañado el campesino, porque veía que algunas puertas abiertas, cayó en la cuenta de que decía cerradas a las puertas que tenían una cruz pintada en ellas. Y así recorrió, una tras otra, todas las puertas de la aldea, hasta llegar a una que no tenía cruz, y a pesar de sus grandes candados, dijo el hombre:
-Por fin encuentro una abierta.

Se acercó a ella, y como por arte de magia las puertas se abrieron y el hombre se deslizó en el interior sin hacer el menor ruido. El campesino le siguió con curiosidad y encontraron a dos hombres profundamente dormidos. El uno era joven y el otro de más edad; parecían padre e hijo. El misterioso personaje buscó por la habitación y encontró una pequeña cuba en el suelo, y, cogiéndola con gesto rápido dio con ella un golpe en la espalda del joven dormido, haciéndole una herida, de la que salía sangre. Con ansia rara, se lanzó sobre él y estuvo chupándole la sangre hasta dejarle inerte. Se acercó luego al viejo y con increíble ligereza le hirió y sorbió su sangre, y, cogiendo del brazo al aterrado labrador, le hizo salir, diciendo:
-Vámonos, que ya amanece.

El campesino que no se atrevía a huir ni a protestar, y, sintiéndose cogido corría junto al vampiro. En unos momentos estuvieron de vuelta al cementerio; allí se echó sobre el aldeano, abrazándole con fuerza para estrangularle. Pero en este instante cantó el gallo y el hombre desapareció como por encanto. Ya libre, el aldeano, que tan cerca había estado de la muerte, horrorizado, se volvió a su aldea.

El pueblo ya había despertado, y pronto corrió de boca en boca la noticia de la extraña muerte de los dos hombres.

El campesino contó lo que había presenciado, y los vecinos, con sana prudencia, llenaron sus puertas de cruces; y ya nadie se atrevió a pasar por el cementerio, donde los cuerpos de los vampiros nunca se descomponen en sus tumbas, pues con la sangre que chupan, su carne se mantiene fresca.

Un saludo.

Lautaro Marignac dijo...

José Luis, ¿hasta cuantas palabras puede tener el relato de miedo?

Anónimo dijo...

Hola,José Luis.Soy Ángela de 1ºB,aquí tienes mi historia:

LA NOCHE DEL TERROR.

Era de noche y mientras María y Lucía, las dos mejores amigas, volvían
a su casa, se empezaron a contar historias terroríficas que le habían
pasado a ellas o a sus amigas. Al día saguiente, Lucía se quedaba sola
en su casa, y como ella y María tenían que terminar un trabajo, llamó
a María para que se fuese a su casa.
Al cabo de una hora, ya sola en su casa, llegó María. Se fueron a su
habitación y estuvieron terminando el trabajo mientras se contaban
cotilleos y sus secretos.
A las 8, con el trabajo ya hecho, María se iba, pero no sin antes
contarle una historia de miedo a Lucía. Cuando ya se despedían, oyeron
un ruido en la cocina, se miraron y corriendo, se fueron a sentarse en
el sillón. Mientras veían un minuto la tele, estando las dos
desesperadas, María la dijo a Lucía:"Vámonos, coge las zapatillas y
vámonos."
Lucía aprobó la propuesta, y de la mano subieron a su habitación para
coger las zapatillas, pero quizá si hubiesen mirado mejor se hubiesen
dado cuenta de que las llaves estaban encima del escritorio.
Abajo, ya con las zapatillas, Lucía buscó desesperadamente un juego de
llaves en el cajón del salón, pero no lo encontró. Mientras hablaba
con María de volver a subir a la habitación a por las llaves, oyeron
un tremendo ruido a sus lados. Se miraron y mientras gritaban bajaron
corriendo las escaleras.
Ya en la calle, sin querer cerrar la puerta pues se habían dejado la
tele puesta y la luz dada, María se iba, y Lucía le dijo:"No te vayas
que si no no subo, y me da miedo." Se quedaron en el escalón del
portal con la luz encendida, y mientras esperaban a la hermana de
Lucía, vieron unas sombras misteriosas pasar de un lado a otro del
portal...

Anónimo dijo...

Rafa Lendínez Moreno
1ºESO A

La maldición de Frankestain

Esta historia trata de un niño llamado Francisco, pero sus amigos le llamaban Fran.
Fran vivía en un pueblo llamado el Terror de Verdad y ya se iban aproximando las fiestas de Hallowen, donde todos los habitantes del pueblo se daban sustos y bromas.
En el pueblo se hablaba de un científico loco que estaba haciendo muchos experimentos muy peligrosos.
Los antepasados de los habitantes vieron como el científico hizo una poción que se la dio al padre de Fran que, en aquellos tiempos era un niño normal y también llamado como su hijo Fran.
Cuando el científico le dio la poción, su padre se convirtió en un monstruo con tuercas en la cabeza y con una piel verde. Cuando se convertía en esa criatura destruía la ciudad sin saber lo que hacía y no recordaba nada después de que se le fuese el efecto. Lo malo fue que se le quedaron en los genes esos efectos de la poción y luego cuando tuviese hijos iban a tener esa maldición.
Llegó el día de Hallowen y Fran estaba dando bromas y sustos con sus amigos.
El reloj principal dio la media noche, y en ese momento, Fran se convirtió en Frankestain y empezó a atemorizar a los habitantes por lo que el pueblo al cabo del tiempo se quedó vació, por aquella poción que el científico le dio a su padre. Desde entonces el pueblo es conocido por los habitantes de los alrededores como el Pueblo de la Maldición de Frankestain.

Óscar Reche 1ºA dijo...

Un día, en Alemania,en tiempos de la guerra, cuando todos pasaban hambre, una mujer se encontró con un ciego que le pidió ayudarle a cruzar la calle. Cuando le ayudó, el hombre le pidió un último favor, que le diera una carta a un hombre que le estaba esperando. La mujer aceptó. Cuando la mujer se iba, se giró y vió al ciego desaparecer entre la gente corriendo sin las gafas y sin bastón. La mujer sospechó y llevó la carta a la policía. Cuando llegaron a la dirección se espantaron, había dos carniceros llenos de sangre vendiendo a la gente hambrienta carne humana. Entonces la mujer abrió la carta y ponía: `Ésta es la última que os mando´.

Lautaro Marignac dijo...

Bueno, mi relato de miedillo este: LA MUJER DEL PASILLoOoOooo...
Una noche de Halloween, jugamos a la Ouija, cosa de la que siempre me arrepentiré. La noche era fría, en el ambiente se notaba un aroma extraño; unos amigos y yo buscamos una vieja Ouija que mi familia siempre ha tenido guardada...Era de mi bisabuela, la cual había muerto cuando yo aún no había nacido, siempre había querido conocerla. Mis amigos hacían eso por diversión, yo por hablar con mi bisabuela.

La sesión comenzó, entre risas mis amigos bromeaban, yo estaba muy serio, concentrado, pero ellos no lo notaron, hasta que cayó un rayo que iluminó toda la habitación oscura, seguido de un trueno Asustados por el rayo, mis amigos, se quedaron en silencio, como yo, concentrándose, de repente, el puntero de la Ouija comenzó a moverse. Preguntamos alunísono, quién era, pero no respondió.

El puntero se movía sin cesar de un lado para otro, sin formar palabras. Al final paró, y lentamente, formó las siguientes palabras: "estoy yendo a por vosotros".

Era una mujer, que estaba en el pasillo y gritaba por entrar a mi habitación. El cerrojo estaba echado, no podía entrar, pero parecía que iba a tirar la puerta abajo.

La mujer gritaba desesperada, la puerta iba a caer, así que empujamos la cama para atrancarla. La mujer cada vez más desesperada, gritaba mi nombre. Yo tuve el impulso de abrir la puerta, pero me contuve, esos gritos eran desesperados.

Entonces me di cuenta: Era mi bisabuela; algo me lo decía, aunque no podía explicar cómo lo sabía.

Me lancé a abrir la puerta, tenía que verla, pero mis amigos me agarraron. Los gritos cesaron, una de mis amigas tuvo un ataque de nervios. Nos acercamos a consolarla, pero una voz grave y fuerte salió de ella diciendo que no nos acercáramos. Nos quedamos de piedra.

La mujer del pasillo comenzó a gritar de nuevo: "¡Os lo advertí, y no me hicisteis
caso, ahora moriréis!". Mi amiga comenzó a moverse de un lado a otro, diciendo que nos mataría. Intentamos abrir la puerta pero no pudimos. Los gritos volvieron a cesar, conseguimos abrir la puerta, yo salí primero, pero se cerró detrás de mí. Oí los gritos aterrorizados de mis amigos, histéricos, pidiendo socorro, dando patadas a la puerta para abrirla.

Escribo mi historia, cuarenta y cinco años después de que ocurriera, pues acabo de salir de la cárcel, culpado por el asesinato de mis amigos, los cuales encontré muertos cuando conseguí abrir la puerta de mi habitación.

Anónimo dijo...

Relato de Antonio Gómez Caminero
Un día aterrador

Estaba solo en casa, eran las 3:00 de la mañana y estaba durmiendo .
Me unos gritos que se oían encima de mi piso, gritos de auxilio y de desesperación de una mujer.
Pensé en subir pero tuve miedo y por un instante permanecí acostado en la cama e investigado que podía haber sido aquel ruido.
Al día siguiente , sin haber descansado , fui a haber lo que había ocurrido en el piso de mi vecina la del 2º.
Preparé en casa unas preguntas que hice a la vecina la verdad bastante tontas pero bueno.
Le hice las siguientes preguntas:
¿ Usted celebra la noche de los muertos?
Ella me dijo: desde que murió mi marido no.
Otra pregunta que pensé que podía ser inteligente era:
¿ Y cuanto tiempo hace que falleció su marido?
Ella dijo: falleció en el mismo día al que estamos hoy hace ya 3 años.

Al finalizar las preguntas me fui a la biblioteca , un lugar tranquilo y a la vez seguro , aunque a veces el bibliotecario esté pirado.
Empecé a examinar las respuestas que mi vecina me dio, y vi que era similar a un libro que he leído hace 2 semanas de la noche de halowin.
Escribí al lado de mis repuestas un fragmento:
 En esta noche oirás a un familiar muy cercano con voz aguda , la persona que lo oiga morirá.

Fui a avisar a mi vecina pero cuando llegué ya era tarde me la encontré tendida en el suelo y sin vida.
Esta era la noche de los muertos de la que hablaba mi libro.

Anónimo dijo...

¡Hola José Luis! Soy MªCarmen Morris Fernández de 1º-A, y este es mi relato
EL SILBADOR
En una zona rural de Inglaterra, hay un asesino en serie que mata mujeres por estrangulación. Le apodan "El silbador", porque, los que estaban cerca del lugar del asesinato, siempre escuchaban un silbido.
Una de las partes más horripilantes de la historia, es la de su cuarta víctima."Valerie Mitchel, quince años, ocho meses y cuatro días, murió por haber perdido el autobús número cuarenta y nueve, después de pasar la noche en la ciudad con sus amigos". Consiguió hacer autostop hasta cerca de su casa, pero le queda un tramo de camino solitario y oscuro. Estando en la zona de los asesinatos, le entra un terror feroz, pero siente mucho alivio al ver una mujer alta y rubia paseando su perro. Valerie corre hacia la mujer pensando que va hacia su salvación, pero al acercarse, se ve más claro el rostro terrorífico de un hombre con peluca y maquillaje sujetando la correa de su perro...

Anónimo dijo...

Hola Jose Luis.
Soy Carmen Zamora de 2ºB
Esta es mi leyenda:
El niño de la Catedral

“Un señor mayor me contó que, allá por 1950, un niño se subió a una estructura de la Catedral para ver salir a Nuestro Padre Jesús, resbaló y cayó al suelo, lo que le produjo la muerte. ¿Tendrá esto algo que ver con el resumen que hago del siguiente relato?
Alguien decidió quedarse a dormir en la Catedral para poder contemplarla al amanecer sin nadie que le estorbase, pero, de repente, se cruzó en sus sueños la imagen de un niño. Despertó sobresaltado y miró a su alrededor: no había nada. Parecía tan real... Instantes después escuchó un llanto que parecía provenir del coro. Volvió a mirar. Tosió y el llanto no cesaba. Esperó un poco, cogió una vela de la capilla y se acercó al coro. Allí no había nadie; se sentó en un banco; apagó la vela y esperó. Pasaron las horas, eran cerca de las cuatro cuando volvió a escuchar el llanto, primero más lejano, luego muy cerca de él. Al cabo de un rato decidió hablar. ¡Quién anda ahí! En ese momento, cesó el llanto y notó una ráfaga de aire frío por la espalda. No se atrevió a moverse. Lo volvió a notar por todo el cuerpo. Se giró y vio la silueta de un niño, como una áurea blanca, dirigiéndose hacia la Sacristía. Al acercarse a la puerta desapareció.
Los primeros rayos del sol entraban por las vidrieras. Ahora no podía contemplar la Catedral, no se quitaba al niño de la cabeza. Esperó a que se abran las puertas. Lo hicieron temprano. Buscó al capellán y le preguntó si alguien había visto alguna vez un fantasma. Le contó que había rumores de gente que afirmaba haber visto a un niño corriendo por las naves de la Catedral, pero concluyó diciendo que eran habladurías”.
Se trata de un niño de 10 a 12 años que se ve correteando por la Catedral, con unos pantalones cortos, con tirantes y en cualquier época del año. El niño ha sido visto por trabajadores en las obras de reparación, o por el propio sacristán, que al ir a cerrar las puertas y ver al niño corriendo, fue tras él para hacerlo salir y, al doblar el crucero, se encontró con que había desaparecido. Esta entidad tiene cierta atracción por la Virgen de las Angustias. En tal sentido, cuando se ha ido tras de él en Semana Santa, han visto cómo se mete bajo el trono de esta Virgen y, al levantar los faldones, el niño no estaba.

Anónimo dijo...

Rafael Ortega Bueno 1ºESO B

LA MANSIÓN ENCANTADA:

Esta historia ocurrió hace mucho tiempo. Laura y Carlos estaban perdidos en el bosque. Decidieron descansar en el tronco de un árbol hasta la mañana siguiente, ya que era de noche. De repente Laura se despertó y vio que su compañero Carlos había desaparecido. Avanzó a tientas por aquel lugar hasta que lo encontró, pero al lado suyo, una niña la observaba. Tenía una túnica blanca y a los cinco segundos desapareció poco a poco en la nada. Carlos se despertó y Laura se lo iba a decir, pero una mansión enorme se visualizaba a lo lejos.

Los dos fueron hacia ella hasta que se encontraron enfrente de la puerta, decorada con estatuas con forma de cabezas de niños pequeños y gárgolas. La puerta se abrió, pero no había nadie dentro. AL entrar, las estatuas se giraron y la puerta se cerró de golpe.

Se encontraban en una habitación lujosa: todo era de oro. Una mesa que se encontraba en el centro tenía doce platos y un sillón plateado. Los dos siguieron avanzando, sin saber que los platos de la mesa habían desaparecido. La mansión tenía unas habitaciones antiguas y los pasillos no se acababan nunca.

Por fin encontraron una habitación con dos camas. Se acostaron, pero al rato se oyó un ruido en la puerta: un portazo. Sonó cada vez más y más fuerte, hasta que la paz y la tranquilidad inundó la sala.

La puerta empezó a abrirse poco a poco y delante de ellos apareció una silla de ruedas, sin nadie montada en ella. Salieron al pasillo y decidieron marcharse de aquella mansión espeluznante. Laura miró hacia atrás y oyó un chirrido que cada vez se acercaba más a ellos. La silla de ruedas iba tras ellos cada vez mas y mas deprisa. Laura y Carlos se dirigieron a la entrada, pero la puerta no se abría. Cuando por fin la abrieron, la silla atropelló a Carlos, dejando a Laura sola. Los lobos y las criaturas de la entrada la devoraron poco a poco. Y cuando llegó el fin... Laura se despertó. Todo había sido una pesadilla.

Los dos siguieron su camino, pero ninguno de los dos se dio cuenta de que alguien les observaba,
una niña...

Anónimo dijo...

Hola José Luis,soy Miriam de 2B
Yo este finde me he enterado de que se dice que el cuerpo del gato negro no es más que el disfraz que utilizan las mismas brujas para pasearse tranquilamente por la ciudad, para pasar desapercibidas. Por eso una de las tradiciones de Halloween advierte que si un gato negro se te cruza por delante en esta noche la mala suerte caerá sin remedio sobre tu cabeza. ¿Sin remedio? Noooo, hay un antídoto: cuando te pase eso da inmediatamente siete pasos hacia atrás y ¡maldición conjurada! Asique ya sabéis, siete! ni uno más, ni uno menos.

elvi p.m. dijo...

Hola José Luis, soy Elvira de 2ºB
Lo que os voy a contar le paso a mi madre.
Un día como otro cualquiera MªJosé, mi madre, se fue a trabajar. Es arquitecto técnico.
Bueno quedó con un hombre para ir a tasar la casa de una pareja.
Era un chalet amplio y con muchas habitaciones y un jardín inmenso.
Mi madre empezó por la entrada,continuó por da cocina, el salón, los baños y... en la habitación del fondo, que era el dormitorio de la pareja, notó algo muy raro, y al hombre que estaba con ella le dijo: Esta esquina de la habitación noto algo raro, va a pasar algo malo.
Total que la pareja se fue a vivir a esa casa y meses después en la misma esquina que mi madre señalo, se produjo un asesinato. El marido mató a su mujer...

Anónimo dijo...

Hola josé Luis, soy Manuel Jesus de 1ºA:
Era una noche ¡oscura y tenebrosa! en la ciudad oscura y tenebrosa, habia un barrio oscuro y tenebroso, en dicho barrio, habia una calle oscura y tenebrosa. Un poquito a la derecha habia una casa ¡oscura y tenebrosa!, entramos en la casa y subimos por una escalera muy oscura y muy tenebrosa, llegamos a una habitacion, donde en una de las paredes, habia una ventana, oscura y tenebrosa, y hacia la ventana se dirige una mano ¡oscurisima y tenebrosisima! y al salir por dicha ventana se oye una cavernosa voz que dice: ¡anda lo que llueve!

sofia dijo...

Hola Jose Luis soy Sofía de 1ºA voy a participar con este cuento de terror:
Se dice que en una casa de Jaén hace unos años unos niños estaban jugando en el desván y les apareció un hombre con un cuchillo y escribio en la pared con sangre "os voy a matar".Los niños muy asustados se tiraron por la ventana y cayeron a la piscina.Desde entonces todos los años los niños suben y limpian las letras de sangre y al día siguiente vuelven a aperecer.¡Os aseguro que esta historia es verdad!

ELM:) dijo...

Buenas JL , soy Esther de 2 DE ESO A.

Una leyenda urbana cuenta que...
Desde que se construyó el pueblo de granada Huétor Vega,había una joven que paseaba todos los martes cerca de un prado, no muy grande pero muy alto...
Un día la joven decidió subir al prado con su potrillo llamado Serafín...Pero justo cuando iban por mitad de camino, el potrillo tropezó porque la cuesta era muy empinada y también, la joven murió aplastada por el caballo...
Se dice que el potrillo sale cada martes para buscar a una persona que lo monte para llegar al prado, pero todas las personas que se montan en el potrillo les acaba pasando lo mismo que a la joven, y así seguirá hasta que llegue al prado. Os aconsejo que si veis a un potro que desea que os montéis en el ,tenéis que huir hasta que los pies se os caigan a pedazos porque es muy probable que muráis vosotros. Porque el caballo ya no existe, claro...

Ismael Hamido 2º ESO dijo...

Hola José Luis, mi historia de miedo es la siguiente:
Botellón


La semana pasada, un grupo de jóvenes decidieron salir de botellón a un lugar especial, por así decirlo. Estaban hartos de hacerlo en sitios públicos, porque la policía los pillaba y les regañaba, así que se plantearon la idea de hacer el botellón en otro sitio, en una casa, una casa abandonada cerca de su pueblo en la que hace muchos años vivía un señor muy mayor que decían que estaba loco y que murió a causas desconocidas.

Ya caída la noche del Viernes, se reunieron todos juntos en el patio de aquella vieja y abandonada casa. Entraron por unas ventanas que estaban entreabiertas y al hacerlo se encontraron en una gran habitación, se sorprendieron al ver algo que les llamó mucho la atención. En el desgastado suelo de aquella gran habitación había marcada con tiza, la silueta de lo que parecía una persona, algo así como en las películas de crímenes que cuando muere alguien, perfilan el cuerpo del muerto con blanco. Pensaros que sería algún graciosillo que ya había entrado antes en la casa, no le dieron mucha importancia y exploraron la casa en busca de un buen lugar en donde emborracharse. Salieron al patio por donde antes habían entrado, era bastante grande, había un molino conectado a la casa que bombeaba agua, por alguna extraña razón, seguía funcionando aún sabiendo que ya no vivía nadie allí. Se tumbaron en el césped y sacaron las bebidas.

Se lo estában pasando genial, se reíamos mucho y hablaban de sus cosas. Javier, uno de sus compis dijo que tenía ganas de mear, y se fue a la parte de atrás de la casa.

Ya había pasado un buen rato, se extrañaron de que Javier no volviera, así que fueron a buscarle por si se había caído en algún sitio o algo… Buscaron por los alrededores y nada, no había manera. Natalia, la más joven del grupo entró al interior de la casa por la ventana rota, de pronto, la escuchamos gritar como nunca antes lo había hecho. Fuimos corriendo a ver que había ocurrido, Natalia estaba llorando.

Encontramos a Javier muerto, en el suelo, su cuerpo estaba encajado en aquella marca blanca de la silueta del crímen. No daban crédito, no volvieron a acercarse nunca más a aquella casa. La gente que pasa por los alrededores afirma ver a un señor enchepado,entrando en años,recogiendo agua del molino con un pequeño cubo.
Espero que os haya gustado :)

Anónimo dijo...

La dama del Palacio de los Vélez

Detrás de la catedral de Jaén, entre las calles Valparaíso y Almenas, se encuentra lo que queda del palacio de los Vélez, muy remodelado como Colegio de Arquitectos. De esta casona palaciega del siglo XVII se cuenta la siguiente leyenda:
Una familia de grandes riquezas tenía una hija muy bella .
Esta era culta, bondadosa, prudente, comedida y cándida, además de caritativa en extremo con los más desfavorecidos; esta joven dama acostumbraba a tratar a todo el mundo como a iguales, sin darle importancia a su clase social, y hablaba con gran modestia .
El padre de la bella ostentaba de su hija aún más que de las inmensas riquezas que en tan gran número poseía. La madre hacía gala de las virtudes de su hija ante todas las damas aristocráticas de la ciudad, mostrándola, cuando paseaban juntas, como el más valioso de los tesoros que había en su casa.
Todos los más ricos y apuestos galanes de la ciudad la observaban intensamente cuando paseaba con su madre por la plaza de Santa María o simplemente dando un paseo por cualquiera de las calles o plazuelas cercanas a su palacio. Muchos fueron los pretendientes de la aristocracia jiennense que aspiraron a obtener su mano.
Un día, la hermosa dama, con su habitual sencillez, entró en una extensa conversación con un joven plebeyo, posiblemente un subordinado de la casa. La muchacha entabló una gran amistad con él, encontrando en el humilde joven una serie de grandes virtudes que no había conocido antes en los grandes nobles con los que habitualmente se relacionaba, con lo que la chispa del amor hizo mella en el corazón de ambos jóvenes. Unidos por el más secreto de los amores, disfrutaron durante un tiempo el uno del otro, hasta que llegó el momento fatídico.
el orgulloso padre de la dama descubrió esta relación amorosa, que para él era una verdadera humillación y vergüenza, al igual que para la madre. Entonces los padres le exigieron que cesara la relación con ese muchacho de inferior condición social, pero ellos a escondidas siguieron viéndose. Enseguida el padre pensó en aplicar una drástica solución: encerrar a su hija en la alcoba más alta de una torre que en aquel entonces tenía el palacio de los Vélez, pero no pensó en un encierro temporal o llevadero, sino en emparedarla. Se dice que tapió incluso la ventana, dejando un pequeño orificio por el que apenas entraba el aire a la habitación. Desde entonces, dicen que la dejaron encerrada e incomunicada, para que nadie supiera de la grave afrenta que, según sus padres, había hecho su hija a su noble casa. El joven enamorado, transido de dolor, acudía todas las noches al pie de la torre donde estaba encerrada la dama, y ella, a través del pequeño orificio que tenía en la pared de su prisión, le lanzaba a la calle mensajes de amor escritos en las hojas que arrancaba de un libro de oraciones, único bien que sus padres le dejaron, escribiendo con una astilla de madera, de la ventana tapiada, con la que se pinchaba un dedo o la muñeca para utilizar su propia sangre como tinta.

carlos ruiz dijo...

Hola soy Carlos Ruiz, de 1ºESO B
Mi relato se titula:``aquel baúl''

Yo era un hombre soñador con grandes ganas de tener un hijo. y un 24 de junio del año 1924 me llegó la noticia de que mi esposa estaba embarazada.yo estaba como loco de contento y ese dia me enteré de que una mujer habia maltratado a su hijo antes de matarlo.Fui corriendo hasta el lugar de los hechos y allí me encontré con la mujer que me dijo:
- tú crees poder juzgarme, pero no es así.
- tú crees que lo divino envuelve al planeta, pero no es así.
- tu sabrás algún día lo que es ser padre y ahí me entenderás, pero hoy no porque no sabes nada.
Un dia volvi a mi casa temprano.habían pasado ocho largos meses.Y a las 12 de la noche escuche los gritos de mi mujer y entendí lo que ocurría:mi mujer estaba dando a luz. .“¡Ayúdame! Por favor”, gritaba. Me acerqué desesperado a ver que podía hacer. Pero un segundo después todo se calmó y mi mujer dejo de gritar… Pero también de respirar, estaba asustado, no sabía qué hacer, pero de un momento a otro escuché un ruido extraño que provenía de mi esposa, un gran chorro de sangre salió de ella y vi como algo se movía violentamente queriendo salir de allí, estaba estremecido y con ganas de gritar, pero todo empeoró cuando veo que lo que salía violentamente de mi mujer era mi propio hijo el cual mientras se movía violentamente entre las vísceras y sangre que estaba esparcidas por el suelo me miraba fijamente, sus ojos eran blancos y desorbitados, tenía colmillos y algo en su frente que parecían ser cuernos, sus horribles rugidos me estremecieron aun mas y empezó a temblar de una manera diabólica mientras seguía gritando macabramente, quería abarcar con todo, no sabía que estaba pasando, pero me desesperé, sólo quería que dejara de gritar así que rápidamente agarré el equipo de costura de mi esposa y lo agarré de un primer intento, me abalancé sobre él y enterré la aguja en su comisura izquierda, rápidamente cosi su boca mientras él gritaba aún mas y se revolcaba endemoniadamente.
.Cuando por fin terminé, sabía que eso no era humano, pero no sabía que era así que rápidamente fui al sótano y saqué un gran baúl que mi esposa tenía guardado para cuando nos mudáramos en dos meses, lo subí y cuando lo vi ahí estaba, subiéndose por las paredes poseído y con ansias de matarme, lo agarré y lo puse en el baúl mientras el enloquecidamente intentaba romper la costura que había en su boca sin importar si se destrozaba, cerré el baúl con candado, lo puse en el auto y salí desesperadamente.

Boté la llave en el camino y mientras ese demonio gritaba eufóricamente yo empecé a recordar, todo lo que había pasado, lo que aquella mujer me había dicho y como mi mundo en pocas horas se destruyó, mi mujer, mi hijo, mi vida y mis sueños, todo se había ido a un agujero negro del cual nunca regresaría, no sé cuantas horas conduje, pero ya estaba completamente oscuro cuando logré ver una playa desierta la cual tenía un aspecto abandonado y triste.

Arrastré el baúl hasta allí, y me alejé de él para no verlo mas mientras seguía escuchando esos gritos demoniacos de “eso” conduje lejos, lloraba sabiendo que mi mundo estaba roto y sin arreglo, ahí entendí que el mundo no se rige por la lógica y por lo moral, el mundo es más que eso, el mundo puede patearte la cara sin que tú hagas nada, no todo es la ley divina de la vida, también lo infernal puede tener su propia ley de vida.

Ha pasado el tiempo, nadie sabe que pasó conmigo, he llevado una vida falsa y he intentado borrar todo de mi pasado, pero siempre que miro a la ventana pienso en donde estará “eso”, pienso en donde estará ese demonio, donde estará ese ser que mato a mi esposa, ese ser infernal que destruyo mis sueños, pienso en donde estará mi hijo…

24 de febrero de 1924

Anónimo dijo...

Hola José Luis, soy Inés Hontoria, de 2ºA. Este es mi relato:
Noche de miedo. Un relato de “hurror”.
Eran más de las 12 de la noche. Estaba todo oscuro. No se oía apenas nada. Sólo un leve sonido que parecía llegar de las profundidades. Algo así como un leve rugido. Subí las escaleras. No encendí ninguna luz, iba a ciegas. Tanteaba entre la barandilla y la pared. Procuré no tirar ningún objeto que pudiera haber encima de los muebles. Un ruido hubiera sido el desastre. Al ir a ciegas, sólo palpando, todo lo que tocaba me parecía desconocido. Notaba objetos húmedos y fríos, otros eran ásperos y rugosos. Miles de sensaciones tétricas que me hacían encoger el corazón. La adrenalina la tenía a tope. El corazón me palpitaba a mil por hora, se desbocaba. Las manos me sudaban. Nunca había pasado tanto miedo como aquella noche. Tranquila, me dije, ya queda poco. Mi destino estaba cerca. Ya casi tocaba la puerta, y de repente surgió esa sombra detrás de mí. Y lo que me produjo verdadero terror fue la voz. Una voz ronca y grave que me dijo: “¿Qué horas son éstas de llegar, Inés?” Mi padre me había pillado.
Inés Hontoria Cano

Anónimo dijo...

Hola José Luis, soy Blanca de 2ºA, y esta es mi historia:
Yo viví mi infancia en un pequeño pueblo, era muy antiguo y tenía casas que habían sido abandonadas desde hacía mucho tiempo, pero había una en especial que me gustaba mucho, se llamaba `villa vendimia´.Un día, sin saber muy bien por qué, le pregunté a mi vecino; que se sabía todas las historias de ese pueblo,sobre la casa, y él, mostrando terror en sus ojos me contó una historia que me hizo ver `villa vendimia´ de una forma muy distinta...
`Yo era joven, un amigo y su pareja venían a visitarme, y como era de noche y no sabían muy bien dónde estaban, pararon en una casa con un aspecto muy acogedor llamada villa vendimia. Llamaron suavemente y salieron dos ancianos que les dieron de cenar, les hablaron sobre este pueblo, y les proporcionaron una habitación.
A la mañana siguiente, mis amigos se despertaron muy temprano y dejaron en la mesa del comedor un sobre con algo de dinero y una nota en la que ponía:`muchas gracias, han sido ustedes muy amables´, y se fueron.
Cuando se encontraron conmigo, ya en la plaza del pueblo y les pregunté dónde habían pasado la noche y me dijeron que en villa vendimia, creí que me estaban gastando una broma, pues esa casa había sido quemada desde hacía ya siete años...
mis amigos no se lo creyeron, y yo, para demostrarles que era cierto le llevé a lo que quedaba de villa vendimia, y cuál no fué su sorpresa cuando vieron la casa en ruinas,y,en medio una mesa intacta con un sobre que contenía algo de dinero y una nota en la que ponía:`muchas gracias han sido ustedes muy amables´

Anónimo dijo...

José Manuel Cobo:

POSTMÓRTEM
En la mañana del 1 de noviembre del 1831, el señor Alexandre Blake, había muerto, nadie sabía el motivo real de su fallecimiento. Aparentemente la noche anterior sufrió fuertes convulsiones a consecuencia de unas fiebres altísimas, estas fiebres estaban acompañadas de delirios y sueños en los cuales el señor Alexandre nombraba a una joven llamada Elizabeth, él repetía su nombre una y otra vez y decía una frase “lo siento, lo siento mi amor”. Aquellos síntomas, hicieron que aumentara la curiosidad de los médicos, pues Elizabeth, había desaparecido en extrañas circunstancias y nunca se supo de ella. Se comentaba en el lugar, que el señor Blake estaba directamente relacionado con la desaparición de la joven Elizabeth y que su espíritu recorría todas las habitaciones de la mansión. Después de muerto le iban a practicar una autopsia, pero sus amigos se negaron y el señor Blake, fue enterrado en el cementerio de Stanford cerca de Londres. No contentos con aquella decisión la familia de Elizabeth, se puso en contacto con un grupo de ladrones de cadáveres muy abundantes en Londres y la tercera noche después del entierro el supuesto cadáver fue desenterrado en una tumba de tres metros de profundidad y depositado en un quirófano privado. Los médicos

empezaron con una incisión en el abdomen. Y el cuerpo del señor Blake comenzó a moverse, por increíble que parezca, se levantó de la mesa, miró desesperadamente a un lado y a otro y pronunció débilmente una frase: “ Lo siento, lo siento Elizabeth”, de pronto ante el asombro de todos los allí presentes el espíritu de ella salió del cuerpo de Alexandre, que cayó fulminado al suelo mientras que el alma vengadora de Elizabeth desapareció.

José Manuel Cobo dijo...

POSTMÓRTEM
En la mañana del 1 de noviembre del 1831, el señor Alexandre Blake, había muerto, nadie sabía el motivo real de su fallecimiento. Aparentemente la noche anterior sufrió fuertes convulsiones a consecuencia de unas fiebres altísimas, estas fiebres estaban acompañadas de delirios y sueños en los cuales el señor Alexandre nombraba a una joven llamada Elizabeth, él repetía su nombre una y otra vez y decía una frase “lo siento, lo siento mi amor”. Aquellos síntomas, hicieron que aumentara la curiosidad de los médicos, pues Elizabeth, había desaparecido en extrañas circunstancias y nunca se supo de ella. Se comentaba en el lugar, que el señor Blake estaba directamente relacionado con la desaparición de la joven Elizabeth y que su espíritu recorría todas las habitaciones de la mansión. Después de muerto le iban a practicar una autopsia, pero sus amigos se negaron y el señor Blake, fue enterrado en el cementerio de Stanford cerca de Londres. No contentos con aquella decisión la familia de Elizabeth, se puso en contacto con un grupo de ladrones de cadáveres muy abundantes en Londres y la tercera noche después del entierro el supuesto cadáver fue desenterrado en una tumba de tres metros de profundidad y depositado en un quirófano privado. Los médicos

empezaron con una incisión en el abdomen. Y el cuerpo del señor Blake comenzó a moverse, por increíble que parezca, se levantó de la mesa, miró desesperadamente a un lado y a otro y pronunció débilmente una frase: “ Lo siento, lo siento Elizabeth”, de pronto ante el asombro de todos los allí presentes el espíritu de ella salió del cuerpo de Alexandre, que cayó fulminado al suelo mientras que el alma vengadora de Elizabeth desapareció.

Anónimo dijo...

Hola José Luis, soy Andrea Lara de 2ºa y mi relato se llama: No despiertes al bebé.

Una chica fue una noche a una casa a hacer de canguro. La casa era muy antigua. Cuando entró y le dieron la bienvenida los habitantes de la casa se asustó un poco porque no eran muy agradables no en sentido de carácter, eran muy majos pero en lo físico no.
Se fijó en que el padre tenía en la comisura derecha del labio una mancha de nacimiento.los dos tenían unas ojeras muy grandes y la chica pensó que el bebé sería muy intranquilo.
Los padres le dieron las instrucciones y le dijeron que el bebé estaba durmiendo y que no hacía falta que le diera el biberón. Y la chica preguntó que en caso de que el bebé despertará que hacía, y los padres le dijeron que el bebé no se despertaría y que bajo ningún concepto subiera al piso de arriba que si no traería graves consecuencias. La chica hizo caso aunque le pareció un poco raro. Al irse la chica se aburría mucho y fue a ver si había juegos de mesa en los cajones del salón o algo para entretenerse y allí encontró un álbum muy antiguo con fotos muy antiguas. Lo abrió y en todas las fotos aparecían dos niños de la mano y observó que el niño tenía una mancha en la comisura derecha del labio, esta se extraño mucho como podían tener imágenes tan antiguas. Estaba la chica medio durmiendo en el sofá cuando se oyeron unos sonidos del piso de arriba se quedó un rato pensando hasta que al final decidió subir.
Entró en la habitación del bebé, había una cuna súper extraña, fue a destapar al bebé y ahhh el bebé era un robot con cabeza de muñeco. La chica asustada se dio la vuelta y ahhh estaban detrás de ella los padres. Ella salió corriendo por la puerta y entró en una habitación donde había dos camas y en ellas había dos cadáveres de dos niños muertos.

La leyenda cuenta que los dos padres, muertos hace miles de años, eran dos fantasmas que de niños habían tenido un romance y que había muerto primero la chica por una enfermedad y luego el chico se había quitado la vida.

Anónimo dijo...

Hola José Luis,soy Mario Martínez de 2B,aqui va mi historia de terror:Cuenta la leyenda que vivía una anciana en el bosque, nadie la quería por que vivía alejada de la ciudad y por eso la llamaban bruja.

Un día unos niños se perdieron en el bosque y fueron encontrados y destazados (hechos pedazos) por unos lobos, cuando el pueblo busco y encontró a los niños, culparon a la anciana y la ahorcaron, pero cuando le preguntaron sus ultimas palabras ella juro que era inocente, y que si la colgaban injustamente le vendería su alma a Satanás para poder regresar de la muerte y cada persona que entrara al bosque la iba a destazar como si fuese un lobo. Los aldeanos no le hicieron caso.

Dese entonces las personas que se adentraban en el bosque empezaron a desaparecer y empezaron a llamarle el bosque maldito.

Con el tiempo la gente olvido la leyenda, y unos niños se adentraron en el bosque jugando lo ultimo que se sabe es que uno de ellos vio como algo arrastraba a su amigo hacia el bosque y esa fue la ultima vez que se le vio.

javier de la Torre dijo...

Abres la puerta sabiendo lo que te espera y su mirada muerta y blanca se te clava en tu mente. Su pelo rizado color rojo chillido y sus coloretes anaranjados, parecen sacados de una pelicula de terror. Su expresividad burlona parece mofarse de todo aquel que se encuentre a su lado, y eso hace despertar en mi un odio y un temor enorme hacia ese ser, en aparencia infantil con la misión de alegrar y hacer sacar un sonrisa, pero en realidad un ser que solo consigue sacar el miedo y la intranquilidad.
Noches en vela he pasado, intentando llegar a alcanzar una mirada directa a los ojos de ese muñeco...pero ha sido imposible. Ni siquiera la seguridad al arroparme hasta la cabeza que tenia de pequeño ha conseguido dejarme dormir. Uno, solo piensa en ese muñeco:
¿Qué hace? ¿Sigue quieto? !Que no se mueva, por favor!...todo menos dormir.
Hasta tal punto puede llegar el miedo que a veces se traspasa la linea de la locura. Tu obsesión hacia él, puede llegar ha hacerte pensar cosas en las que nunca podias imaginar, cosas malas, cosas para hacerle que planeas incluso horas antes de encontrarte con él de nuevo sentado en la estanteria observándolo todo.
Pero llega un dia, en que abres la puerta y su mirada muerta y blanca no te asusta. Creces, y algo que nunca habias podido hacer como tocar a ese muñeco abandonado lo consigues. Y con mucha fuerza, porque no es fácil superar un miedo, lo agarras de esa cabellera de serpientes y sin remordimiento lo sacas de tu cuarto, dejando asi, después de tanto tiempo, esa estanteria sin nadie vigilando.
Tardas en poder volver a dormir, pero el tiempo todo lo cura y lo consigues.
En conclusión, es tanta la implicación que ese diablo ha tenido en mi vida, que ahora no puedo ni ver a la gente disfrazada, ni una pelicula, ni nada de ese ser terrorífico al que llaman payaso.

javier de la Torre dijo...

Una sombra débil se reflejaba sobre la vitrina del comedor. No hacía falta ser muy listo para ver que era un comedor atípico. Sus cajoneras y estantes metálicos estaban herrumbados y corroidos por el paso del tiempo, o tal vez por su excesivo uso. Pero centremonos en la sombra...aquella maldita sombra.
Tendriamos que remontarnos 2 años para saber que pasó en aquel comedor, extraño sin duda y algo oscuro. Alli vivió un hombre, precario, timido, sin amigos, y con una obsesión, su muerte. Tendria unos 35 años, no recuerdo bien, pero de lo que si que me acuerdo es de su silla de ruedas, vieja y oxidada.
Aquel extraño hombre no podia andar, debido a un accidente de tráfico que le costó la pierna, un hierro le atravesó el muslo que no tardó en gangrenarse.
Se pasaba las horas delante de su vitrina de cristal, mirandola y observandola, como si de ella fuera a salir algún movimiento, pero nunca paso nada.
Un día su obsesión llego a un extremo y tomando uno de los trozos de cristal de la vitrina que tanto admiraba se degolló.
Ahora 2 años después, su cuerpo sigue tendido sobre su silla, observando aquella vitrina y produciendo una sombra, pequeña, pero maldita sombra.

Anónimo dijo...

Hola José Luis , soy Sergio Perea de la Casa
1ºESO B nº22
Mi relato es : ¡ Mi día de Halloween !

Era una mañana temprana cuando un niño llamado Sergio se despertó de su cama a las 6:45 y notó que ese día no iba a ser uno cualquiera , tomó su desayuno y al levantarse miró que era el inesperado 31 de octubre y reconoció ese miedo que había notado antes de desayunar, era el día donde mas miedo iba a pasar en todo el año , pero Sergio no creía en que hoy iban a salir de sus tumbas los muertos .

Eran las 8:00 y tristemente para todos los niños que iban a la ESO tenían que ir al instituto en vez de ir asustando a las personas , en el recreo Sergio y sus compañeros pensaban en 2 únicas cosas :
1º El examen del tema 1 y 2
2º Hacer Halloween
Pero Sergio lo iba a hacer con sus otros amigos en el residencial donde vive.

Eran las 20:00 y Sergio venía de entrenar al fútbol con sus amigos del colegio , al montarse en el autobús notó tanta tensión en su cuerpo que no pudo moverse en unos minutos , ya en su casa vistiéndose de esqueleto su madre le dijo en broma : ¡Ten mucho cuidado con los zombies!,pero él se río sin saber lo que le iba a pasar en el residencial .

Eran las 22:00 y todos menos los amigos de sergio y él se habían subido a cenar , pero a Sergio se le ocurrió subir al único sitio donde a nadie se le ocurriría ir , como a Sergio le encantaba arriesgarse por que tenía en mente de que no iba a pasar absolutamente nada , en el portal 1 2º D . Sergio hizo una apuesta con su amigo , era que si se quedaba enfrente o en el pasillo solo con una linterna esperando a que terminasen a pedir por las puertas.Cuando terminaron de pedir no encontraron a Sergio pero si vieron la puerta del 2º D abierta , como eran muy cobardes no se atrevieron a entrar.

Eran las 23:00 y sus amigos no paraban de pensar donde estaba , pero de repente se escuchó la puerta del portal 1 en la que salió Sergio donde no paró de decir que llevó la razón todo el día porque no pasó nada de miedo por que cuando en el 2º D se abrió la puerta salió un zombie tan bien hecho que le descolgaba hasta un ojo pero Sergio se rió del monstruo y decidi´entrar para ver que más cosas graciosas había , pero nunca entendió por que no se quitaban el maquillaje.

Y aquí estoy yo contando esta historia que no le ocurrió a un niño cualquiera si no que fuí yo el que lo vio todo.

Anónimo dijo...

LA LEYENDA DE LA FUENTE DE “CAÑO QUEBRAO”

Cuentan que, en tiempos de los moros, el Castillo de Jaén, tuvo un gobernador llamado AbuOmar,
él era un valiente guerrero pero a la vez delicadamente enamorado de su esposa, Zoraida.
Se profesaban gran amor; pero su felicidad les fue efímera, pues AbuOmar fue asesinado por un traidor...

Una tarde fue reclamado en la ciudad por el Cadí y partió al galope. No volvió y su esposa, tras una angustiosa noche, enloqueció y huyo del castillo para buscar a su marido. Tras mucho caminar llorando de amargura y temiendo lo peor, la bella Zoraida llegó a un altozano cercano al castillo,
al acercarse, contemplo con gran temor, lo que tanta angustia, le había causado esa noche, el cuerpo de su marido, sin vida y con una daga en la espalda. Tal era el dolor de la viuda que se abrazó al cadáver y rompió a llorar sin consuelo. Al poco rato, sus acompañantes intentaron separarla del cuerpo de su marido, solo en ese momento comprendieron que esta se había quitado la vida con la misma daga con la que su marido había muerto; pese a esto el cuerpo sin vida de Zoraida seguía derramando abundantes lágrimas sin consuelo alguno.

Dicen que en el mismo lugar en el sucedieron los hechos brotó luego la fuente del Caño Quebrado, siendo la primera agua que manara, de las lágrimas de Zoraida.

No se extrañen si al atardecer ven por allí los espectros de 2 enamorados vestidos ala usanza árabe, fundidos en un abrazo de infinito amor, que se alejan hasta el castillo.

Refieren que este fantasma hace su aparición en el castillo viejo, en una habitación del Parador. En tal sentido, unas turistas allí hospedadas, comentaron luego, que en el piso de arriba se escuchaban gritos, correr muebles, etc. Y que asomándose una de ellas a la puerta vio como a mujer disfrazada de princesa mora, la miraba fijamente y desaparecía acto seguido. Más sorprendidas se quedaron cuando se enteraron que arriba no existía piso, sino tejado...
María Sedeño y Pablo Sedeño

Anónimo dijo...

Hola José Luis, soy José Luis Flores de 1ºESO A.
Aqui te resumo esta terrorifica historia de Martos.
Trata de unos hermanos que fueron condenados por el Rey Fernando IV el Emplazado en 1312.
Los mando arrojar enjaulados desde lo alto de la Peña de Martos. Como fueron condenados injustamente por ser caballeros de la orden de Calatrava, estos lo emplazaron a un juicio divino en 30 dias por Dios.
Justamente a los 30 dias de la muerte de los hermanos, el Rey se indispuso estando en Alcaudete, y falleció en Jaén de forma muy extranea.

Paula Martínez. dijo...

Esa nochevieja Carmen, la pasó en la casa del pueblo (casa que antiguamente pertenecía a María, su bisabuela). Ella estaba muy ilusionada y decidió ayudar con los preparativos. Quería poner la mesa, pero como los platos que había en casa no le gustaban, subió al desván a ver si encontraba algo. Allí encontró una vajilla antigua muy bonita, le quitó el polvo y se la llevó al salón.
Cuando por fin terminó de arreglarse, bajó al salón y preparó todo para la cena,justo cuando terminaba de poner el último plato, el timbre comenzó a sonar, eran los invitados que yá estaban llegando. Sus padres recibieron a los invitados y cuando llegaron todos, comenzaron a comer.
A las doce menos diez,todos estaban preparando las uvas con mucha ilusión.
Justo al sonar la primera campanada, la luz se apagó, pero los invitados siguieron comiéndose las uvas, porque a pesar de que no veían nada, a lo lejos se oían las campanas de la iglesia.A las doce y cuatro segundos se escuchó un ruido ensordecedor, eran todos los platos rompiéndose contra el suelo.
Los invitados empezaron a gritar horrorizados, porque cuando volvió la luz pudieron contemplar que, escrito con los trozos de platos rotos, ponía el nombre de María.
Ahora, no se sabe nada de esa familia. Bueno, lo único es que a la bisabuela no le gustaban las visitas...

Anónimo dijo...

MIEMBROS : CARMEN PEÑA PINILLA ,ALBERTO JIMÉNEZ MONTES
Y JESÚS JIMÉNEZ MONTES





LaMuñeca

Esta historia es totalmente real. Nos pasó a nosotras, en un día que nunca olvidaremos.
Una vez yo fui a la casa de Lola (mi prima) y me quede a dormir, Lola me habia contado una historia de que escuchaba ruidos en su terraza yo no le creí, pero desafortunadamente la historia era real...
En la noche, estabamos tranquilas hablando en la habitació y de repente escuchamos como que una voz fina, como la de un bebé decia: kiki!... no sabiamos que significaba pero no le dimos importancia, Lola de casualidad tenia una muñeca con la que jugaba cuando era chica y que nos llegaba mas o menos a la cintura, esa muñeca estaba toda despeinada y con la cara pintada de negro.
Seguimos jugando y empezabamos a escuchar ruidos bajo de la cama, tampoco le dimos mucha importancia.

Ya un poco asustadas nos fuimos a dormir, en el medio de la noche, a las 2 o 3 de la mañana vimos como una imagen de una muñeca parada en la habitacion de Lola y que decia: "no my hat" (Lola siempre le ponia a esa muñeca una gorra turquesa vieja y horrible).

Al dia siguiente a la casa de Lola fue una amiga llamada Florencia (que esta medio loca) y le contamos la historia, no nos creyó pero entonces ella quiso ir al baño, cuando abrió la puerta del baño estaba la muñeca tirada en el piso (la muñeca la habiamos dejado abajo de la cama de la abuela de Lola), florencia nos creyó entonces dijo: "tenemos que atarla y tirarla"... la atamos y la dejamos al lado de la puerta de el lavadero de Lola.

Luego cuando nos fuimos de su casa hacia mi casa nos fijamos en el lavadero de Lola y la muñeca no estaba, hasta ahora no sabemos donde está pero cada fin de semana cuando me quedo con Lola a dormir escuchamos ruidos en la terraza.

Pablo Leonés Baños dijo...

Hola Jose Luis yo tengo dos historias la primera aunque es también sobre una muñeca pero es diferente:
Este era un padre que le iba a regalar a su hija por su cumpleaños una muñeca y vio un puesto entonces decició comprarle una, entonces, de repente la mujer habló: "Solo debe de cumplir una condición, y es que su hija le de un beso todas la noches..." entonces el hombre le prometió que se lo daría aunque fuera raro.
Al llegar a su casa le dio la muñeca y la niña le daba todas las noches un beso como le dijo su padre que hiciera excepto una noche... que de repente se le olvidó y se fue a dormir entonces de repente se escuchaba: "estoy en la cocinaaaaaa" "¡¡¡Lego a la habitación de tus padresss!!!" y la niña escuchó gritos entonces la muñeca dijo "Lego al cuarto de tus hermanooooos" y otros dos gritos y "Estoy en las escaleeeras, me voy acercandooooo, tengo un cuchilloooooo y estoy encima de.... ¡TIIII! y desde entonces no se sabe nada de la muñeca ni de la familia solo que la muñeca está por la ciudad haciendo lo mismo...

La otra historia es esta que se la inventó una amiga mía aunque la voy a contar:

Esto era un niño que se quedó huérfano entonces van dos hombres para llevarles a un sitio de niños huérfanos entonces, al llegar, ve la casa, la casa es muy antigua, de piedra, con plantas viejas y ventanas y puertas oxidadas. Al entrar había muchos niños como con miedo entonces vio a dos enfermeras con una camilla y encima una manta y se oye "¡¡DIME TU NOMBRE!!" se asustó pero solo era la recepcionista y le dice sus datos y dice acompáñame... Lega a la habitación con todo lleno de camas y armarios viejos. Le dice deja las cosas ahí y ve al comedor que es la hora de la comida. Al llegar se relaciona bien pero al cabo de los días esos niños no estaban, preguntaba por ellos pero lo decían que ya los habían adoptado, no le dio imporancia... Al día siguiente le pasan una nota diciendo "CORRE Y ESCAPA QUE VAS A SER EL SIGUIENTE" mira alrededor y ve a un niño rubio que se lo ha escrito pero al día que viene tampoco estaba, el niño ya empezaba a sospechar aunque esa noche... oye una respiración, todo oscuro, cierra disimuladamente los ojos y nota una respiración en su cara,abre un ojo muy poco y ve a un ser con pelo, un ojo y con un líquido. Cogió su móvil lo encendió para ver. De repente escucha un grito y se asustó, notó el suelo frío de rastro hacía una puerta se le cae el móvil del susto y se escucha un portazo sale corriendo hacia su cama pero... ¡le cogieron! no pudo ver nada. Al despertar está atado y lo único que puede ver es un perro vivo sin piernas solo el cuerpo y la cabeza, el perro sufriendo, llorando y con gemidos y se pone algo atrás suya y de repente... ya no notaba nada y no dejo ningún rastro en aquel temible sitio. A partir de ese día no se supo nada de esos niños.

FIN

Anónimo dijo...

Soy Blanca,de 1*A.Muy buenos los relatos de miedo:Yo también conozco uno muy chulo,aunque no sea hoy Halloween lo voy a contar.Dice así:
Una noche de mucha lluvia,aproximadamente a las 12 y media de la noche,en Madrid,una chica llamada Laura recibió un mensaje que decía:''Ayúdanos,por favor''. En ese preciso instante Laura recordó que su hermana se había ido de cena con su mejor amiga,y que ya estaba de vuelta a casa. El coche se había volcado en una carretera y había caído en un barranco.Laura,super nerviosa,llamó a la policía,quienes le dijeron un rato más tarde que habían podido salvar a su hermana,pero (por desgracia) no a la amiga.Al día siguiente,Laura fue a darle a sus padres el pésame por la muerte de su hija y les contó lo del mensaje,pero estos le contestaron:''Eso no puede ser,murió en el impacto,imposible que te mandara ese mensaje.''

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...