miércoles, 10 de noviembre de 2010

Una ortografía para el siglo XXI


El profesorado de Lengua ya tenemos pensado un regalo para esta Navidad: cuando nos pregunten qué deseamos que nos traigan los Reyes Magos, diremos que queremos la nueva edición de la Ortografía de la Lengua castellana (o española, que esto va en gustos)...
La Academia Española y sus socias americanas presentarán en noviembre las nuevas reglas de la Ortografía del Español. Para más información haz clic en: Una nueva Ortografía para el siglo XXI
A continuación, transcribo la información ofrecida por la Agencia EFE:

Agencia EFE
Madrid. La nueva Ortografía de la lengua española, elaborada por las 22 Academias de la Lengua, llegaría en diciembre a las librerías de los países hispanohablantes, de ser aprobada una nueva edición a finales de noviembre en México. Esta será una obra “amplia, razonada y explícita” y también “sumamente clara”, sin tecnicismos.

“Cualquier persona que tenga una formación de bachillerato o de enseñanza media podrá comprender la Ortografía”, afirma Salvador Gutiérrez, director del Departamento de Español al Día de la Real Academia Española, al definir las características de esta obra, que constituye uno de los códigos más importantes del idioma.

El texto básico de la nueva edición fue aprobado esta semana en la reunión que los académicos representantes de las diferentes áreas lingüísticas del español mantuvieron del 1 al 3 de noviembre en San Millán de la Cogolla (La Rioja, norte de España). Para convertirse en definitivo deberá ser ratificado por los directores y presidentes de todas las Academias el próximo día 28 en Guadalajara (México).

La edición anterior de la Ortografía, publicada en 1999, tenía apenas 160 páginas y era “sencilla y clara”, comenta el académico español, de 62 años. Sin embargo, Gutiérrez, director de la nueva edición que tendrá más de 800 páginas, señala que la ciencia ortográfica necesitaba de una obra que desarrollara el porqué de las diferentes normas y reglas. “Esos principios no estaban explicados”.

Novedades ortográficas

Para facilitar al máximo la comprensión, la nueva Ortografía llevará “numerosos ejemplos”, no contendrá tecnicismos ni “las llamadas transcripciones fonéticas, propias de especialistas. Para aludir a los sonidos acudimos a las mismas letras del alfabeto”, explica Gutiérrez, catedrático de Lingüística General de la Universidad de León y autor de una veintena de libros sobre diversas áreas del lenguaje.

No es fácil cambiar las normas ortográficas, por más simples que sean las modificaciones. Y en las reuniones que han mantenido las 22 Academias a lo largo de estos años ha habido “intensos debates” antes de lograr el consenso.

Entre las novedades introducidas figuran la supresión de la tilde en la conjunción “o” entre cifras (5 o 6). Y deberá escribirse “exministro”, “exnovio”, y no “ex ministro” o “ex novio”.

En la nueva edición, las Academias dan un paso más en la decisión, adoptada hace años, de no tildar el adverbio “solo” ni los pronombres demostrativos “incluso en casos de posible ambigüedad (“voy solo al cine” o “llega esta tarde”), “pero no se condena su uso si alguien quiere utilizar la tilde”, asegura Gutiérrez.

Además, se ha acordado que la escritura con “q” de algunas palabras (Iraq, Qatar, quásar, quórum) representa “una incongruencia con las reglas”. Para evitarla han decidido escribirlas con “c” o con “k”, según los casos: Irak, Catar, cuásar, cuórum. Quienes prefieran la grafía originaria tendrán que hacerlo como si fueran extranjerismos crudos y escribirlas en cursiva y sin tilde.

Acerca de las tildes y otras reglas

Si de tildes va la cosa, en la nueva edición se eliminan en aquellos monosílabos con diptongo ortográfico. La Ortografía de 1999 permitía escribir con acento gráfico o sin él determinados monosílabos, ya que, según los países de que se trate, se pronuncian como hiatos o como diptongos.

A partir de ahora, algunos monosílabos deberán escribirse “sin tilde”, tanto si se pronuncian como hiatos, como sucede en España, o como diptongos: “guion”, “hui”, “riais”, “Sion”, “truhan”..., entre otros. La “ch” y la “ll” dejan definitivamente de ser letras del alfabeto.

Debido a que la denominación de las letras no es la misma en unos países y en otros, las 22 Academias acordaron que “haya una denominación única” para las letras por lo que la “b” se llamará “be”, “uve” será la “v”; “doble uve”, la “w”; “ye”, la “y”, y “ceta”, la “z”. “Pero no se condena a nadie” si no se utiliza esta denominación.

La nueva Ortografía contendrá “normas orientadoras” para aquellos que tengan problemas de escritura entre “s” y “c” o “z”. También las habrá para los yeístas, es decir, para aquellos que pronuncian la “elle” como “ye”.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...