martes, 14 de septiembre de 2010

La vuelta a las clases: el sueño de un niño haitiano

Hola, chicos. Sí, lo reconozco: he copiado el titular de esta noticia porque me ha impactado.
Mientras nosotros estamos, a veces, un poco quejumbrosos al tener que volver al trabajo y retomar las clases, casualmente he leído este artículo encontrado en Cubadebate.cu.
Después de leerlo, he querido compartirlo con vosotros:

'El pequeño Jean vuelve a la escuela hoy, luego de casi tres meses alejado de su pupitre, como consecuencia del sismo que devastó esta capital y las ciudades cercanas en enero pasado.
Jean vive en Leoganne, la ciudad más cercana al epicentro del movimiento telúrico que mató a más de 220 mil haitianos, dejó 300 mil heridos y más de un millón de damnificados.
El niño perdió sus libros y su casa sufrió daños irreparables, que le impiden servir de cobija a sus moradores de entonces, sin embargo desde hace muchos días sólo piensa en volver a la escuela, a reencontrarse con sus amigos y su maestra.
La víspera, Jean participó, junto a cientos de los niños de su ciudad, en una actividad festiva que les organizó la brigada médica cubana en los alrededores del hospital de campaña de la localidad.
Uno de los doctores le entregó cuatro libros al pequeño, quien los apretó contra su cuerpo con nostalgia, en tanto agradecía con la mirada al galeno, tal vez con la incertidumbre de desconocer aún el local donde estará su aula.

Lo cierto, el reinicio de las clases en Leoganne, esta capital y todo el departamento Oeste parece un reto demasiado grande para el gobierno haitiano, que se aferra a reiniciar el curso.
La educación, tanto la pública como la privada, recibió un golpe descomunal con el sismo y no sólo perdió centenares de escuelas, sino también cientos de maestros y profesores y muchos alumnos'
...
Así que después de leer esto, en la víspera de la vuelta a clase, me he levantado del ordenador, he vuelto a comprobar que tengo preparado todo lo necesario para mañana y he dado gracias a Dios porque mañana os volveré a saludar como a finales del curso pasado...

8 comentarios:

Daniel dijo...

Gracias por estos textos.
Un saludo,
Daniel

Anónimo dijo...

Soy padre de una alumna que va a empezar 1 de ESO y me ha emocionado este artículo que demuestra la sensibilidad de los docentes de este colegio donde se froman nuestros hijos. Ojala todos seamos capaces de trasmitirles estos valores solidarios

Ana Mari dijo...

Estoy de acuerdo contigo, creo que es un regalo de la vida, del Dios de la Vida, el poder iniciar juntos una nueva etapa.
Un saludo
Ana Mari Quirós

Anónimo dijo...

Soy Cristina (profe de música): Fantástico y emocionante. Realmente somos unos privilegiados, en nuestro caso, por tener un trabajo que nos enriquece y poder llevarlo a cabo y ofrecer lo poco o mucho que sabemos a los niños. Pensaremos este curso que nuestros alumnos son todos los niños del mundo a los que no podemos llegar. Suerte a todos en este nuevo curso.

Paula 2 E.S.O B dijo...

!Hola José Luis!Este artículo es precioso y esperanzador...
Es cuando ves estas cosas cuando te das cuenta de la suerte que tenemos y de lo poco que valoramos las cosas...
!Hasta mañana José Luis!:)

Beatriz dijo...

Este artículo es precioso y es cierto que tenemos mucha suerte de tener un colegio y una clase en la que poder estudia pero no lo valoramos.
¡Hasta mañana!

Beatriz Aranda 1ºB

Anónimo dijo...

Que bonito artículo!
La verdad es que no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos, sin pensar en que hay gente que lo necesita más que nosotros.
Un saludo,
Maria Nogales, 1ºB

Anónimo dijo...

soy Nahia menuda historia la verdad yo creo que todos los días deberíamos dar gracias a dios por haber nacido donde hemos nacido.Lo peor es que esto que esta escrito es cierto y este chico esta sufriendo mientras nosotros nos quejamos y tenemos todo lo que queremos
Saludos.Nahia 2ºA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...